Aceptar INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES. Utilizamos cookies de terceros para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noticias

16 / 07 / 2014

El presidente Artur Mas presidió el acto conmemorativo del tricentenario de
J. Vilaseca

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, presidió el acto de celebración del tricentenario de la empresa, al que también asistieron los directivos del grupo, el alcalde de Capellades, Igualada y Vallbona, el delegado territorial de la Generalitat en la Cataluña Central, así como colaboradores, proveedores, clientes, trabajadores y amigos de la empresa.

J.Vilaseca, empresa especializada en la fabricación de papeles de alta gama, celebra éste año su tricentenario de actividad ininterrumpida, todo un hito histórico en el mundo empresarial. Fue en 1714 cuando se fundó el molino de Cal Mata, junto a otros molinos en Capellades que más adelante agruparía Gaspar Vilaseca para llegar a formar la empresa actual.

Después de 3 siglos, J. Vilaseca puede presumir de buena salud. En los últimos cuatro años, la empresa ha puesto en funcionamiento un plan de inversiones de 10 millones de euros para desarrollar nuevos productos de gran valor añadido. Con éste plan inversor, se ha rejuvenecido el catálogo de productos, y esto ha permitido a la compañía lograr una facturación de 51 millones de euros durante el año pasado, lo que representa un aumento del 7% sobre las ventas de 2012.

Durante el acto el consejero y director comercial de J. Vilaseca, Carles Torredemer, destacó la "capacidad de adaptación a los cambios" como uno de los principales factores que han permitido a la empresa mantener la actividad durante 300 años. Carles Torredemer hizo referencia a la planta actual como una "empresa familiar sólida, en continuo crecimiento, con productos presentes en 84 países y una facturación que supera los 50 millones". Seguir vendiendo papel de calidad en la era de las nuevas tecnologías es todo un reto.

El presidente de la Generalitat por su parte reafirmó los orígenes industriales de Catalunya y puso como ejemplo la comarca de la Anoia. En este sentido, Artur Mas afirmó que "el ADN industrial del país no es cosa de ahora, sino que viene de hace muchos siglos y ahora el gran reto que tenemos es cómo eso lo adaptamos a los tiempos modernos y le damos perspectiva de futuro". Según el presidente, el tricentenario de J. Vilaseca "sirve para dar el mensaje de que incluso todas las industrias más maduras y los sectores tradicionales pueden adaptarse a los tiempos modernos, ponerse al día y tener una buena proyección de futuro e internacional".

Durante su discurso, el presidente de la Generalitat también contestó a las denuncias que hizo el director general de la empresa, Jaume Batllori, sobre los costes energéticos, la falta de financiación de las empresas y los requisitos medioambientales. En la cuestión energética, Artur Mas afirmó que en el país "no se han hecho las cosas bien" porque "se levantaron expectativas muy grandes, se congelaron los recibos de las tarifas eléctricas durante mucho tiempo y se fue creando una bola que cada vez era más grande y se iban acumulando deudas". Según el presidente, esto "resta competitividad, base industrial y puestos de trabajo".

En cuanto a los temas relacionados con el agua y la gestión de residuos, el jefe del ejecutivo catalán reafirmó que "tenemos que hacer un país de calidad y eso también significa que se traten bien los residuos". "La calidad tiene un precio", expresó el presidente en respuesta a las declaraciones del director general de la empresa, que denunció que en Catalunya "tenemos una tributación muy alta respecto a Europa en cuestiones medioambientales como el agua y los residuos y esto nos resta competitividad".

La velada concluyó con un brindis y un animado cóctel al aire libre donde alrededor de 200 personas se dieron cita.

< Volver